Categorías
Uncategorized

Ergonomía en vehículos

     Es muy común que para trasladarnos utilicemos un vehículo automotor, o al comprar uno, generalmente nos subimos en él y lo conducimos, pero lo que no tomamos en cuenta es la manera en que nos posicionamos en ese vehículo. Me refiero a la postura que adquirimos al sentarnos y conducir. Sin embargo, al acabar el día o al terminar la semana (dependiendo del tiempo en el que permanezcamos en él) sentamos dolor en la espalda, el cuello, brazos, etc. y no sabemos el porqué.

     El conducir bajo una mala postura nos crea Trastornos Musculo-Esqueléticos (TME), y al conducir, me refiero no solo a las posturas, también a los alcances y holguras que aplicamos dentro del automóvil, alcances en cuanto a si volteamos a buscar algo en el asiento trasero, o al agacharnos a buscar algo al piso, en fin, son algunos de los motivos donde nos podemos dañar.

     Yo recomiendo seguir los siguientes pasos para conducir de una manera segura y evitar estos TME:

  • Asegure tomar el volante en una posición (observando las manecillas del reloj) donde la mano izquierda esté a las 9 y la derecha a las 3.
  • Ajuste el reposacabezas a la superior de su cabeza, esto, con el fin de evitar un “efecto latigazo” en un momento dado de un choque o impacto.
  • El cinturón de seguridad debe estar posicionado a la altura de las caderas (que es donde está localizada la parte ósea más fuerte).
  • Ajustar la altura del volante a manera de que sus brazos queden un poco flexionados.
  • El respaldo debe quedar ligeramente reclinado.
  • Las orillas del asiento no deben ser muy altas, ya que tanto al subirnos como al bajarnos, la pierna sufre una compresión, que, al momento de realizarlo constantemente, puede perjudicarnos la circulación y crear tendinitis.
  • El cuerpo debe quedar bien posicionado en el asiento, para que al momento de frenar no se levante, ya que podríamos adquirir una contractura en la parte baja de la espalda.
  • Al momento de pasar un bordo, procurar pasarlo con ambas ruedas a la vez, ya que esto puede ocasionar un esguince cervical.
  • El volante, el respaldo y el asiento deben ser ajustables.

     Estamos a sus órdenes. Ofrecemos cursos y asesoría para sus flotillas.

Ing. Fuad Georges Farah Piñón

contacto@ergoinova.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *