Categorías
Uncategorized

La iluminación centrada en el ser humano

En un futuro próximo, la temperatura de color y la iluminancia de la luminaria LED u OLED regulable en red y regulable se controlarán de forma manual o autónoma para la iluminación centrada en el ser humano. La decisión del nivel de atenuación y temperatura de color es esencial para la iluminación centrada en el ser humano en los diversos entornos. Antes de predecir y decidir el nivel, la temperatura de color y la luz ambiental en los distintos entornos de oficina deben medirse durante períodos específicos para comprender el entorno de iluminación alrededor de los humanos.

     Este trabajo propone la medición del estado del arte basada en IoT (Internet of Things) incluyendo la computación en la nube. La temperatura del color y la luz o iluminancia ambiental se detectan, se transfieren al servidor en la nube, se recopilan como big data y se analizan en la computación en la nube con Python. El resultado proporciona la correlación de la temperatura del color y la iluminancia entre la iluminación del lugar de trabajo de la oficina alrededor de humanos y la luz del día alrededor de la ventana con el análisis de macro datos.

     La actividad metabólica, hormonal y de conducta de nuestro organismo sigue un ritmo diario llamado ritmo circadiano (o ciclo circadiano) y la luz tiene mucho que ver en él.

     Somos seres rítmicos. Todas nuestras funciones biológicas –desde el patrón del sueño hasta la secreción de hormonas, la regeneración de células o la actividad cerebral– varían de acuerdo con cambios ambientales. Estos cambios se producen en intervalos regulares cercanos a las 24 horas. Por eso llamamos ritmo circadiano (del latín circa dies, cercano a un día) al timing diario que sigue nuestro reloj biológico.

     La luz del Sol y la utilización de luz artificial definen funciones fisiológicas del cuerpo humano. El cuerpo interpreta la luz de acuerdo a su temperatura de color, que en la luz del Sol varía a lo largo del día. En el exterior la mayor parte de luz natural contiene azul, lo que para el cuerpo significa que es de día. Las luces azules actuales, presentes en luminarias y en dispositivos móviles, hacen que el organismo tenga la misma sensación de mantenerse despierto, aunque sea de noche.

     Esto es un claro ejemplo de cómo el organismo puede confundirse, no diferenciar el día de la noche, desorientarse y el difícil acoplamiento al sueño, lo que puede derivar en estrés o hábitos como alcoholismo, tabaquismo, adicción a la cafeína, además de la alteración de algunas funciones fisiológicas y la aparición de enfermedades del sueño, obesidad, diabetes, depresión, trastorno bipolar y afectivo estacional, entre otros

Ing. Fuad Georges Farah Piñón

contacto@ergoinova.com.mx

www.ergoinova.com.mx

Categorías
Uncategorized

LA ERGONOMÍA Y LA INGENIERÍA KANSEI

Nosotros como consumidores, nos encontramos con productos y servicios de distinta índole, pero, ¿qué nos impulsa a comprar?, ¿el precio, el diseño, lo funcional? La mayoría de las ocasiones que realizo análisis de puestos de trabajo, me he encontrado que no están adecuados a los usuarios, y con esto me refiero tanto a mobiliario, como a objetos.

     Si hacemos una retrospectiva y un análisis más allá del precio, el diseño o lo funcional, deberíamos de considerar lo “emocional”. Para eso, es necesario utilizar técnicas de diseño que se centren en investigar las necesidades del usuario, para de ahí, integrarlas al producto que se va a diseñar y cumplir con sus expectativas. De aquí, el tema del cual me referiré en este artículo.

     En esta ocasión me refiero a tres métodos; el Diferencial Semántico (DS), el método Kano y la ingeniería Kansei.

Diferencial Semántico (DS)

     Creado por el investigador social Charles Osgood en 1957, quien se ve influido por el conductismo, centrando su estudio de las actitudes por medio del lenguaje, en el cual, destaca dos significados particulares: El significado denotativo y el significado connotativo.

     El objetivo de esta técnica es obtener datos cuantitativos que permitan alcanzar una medida objetiva del significado psicológico que para el sujeto suponen una serie de conceptos. opinión subjetiva del mismos. Las dos aportaciones principales de esta técnica, Osgood las denominó, espacio semántico y distancia semántica, las cuales permiten cartografiar las experiencias que el usuario tiene con el uso de un producto o sus expectativas y deseos en relación con los atributos del mismo

Método Kano

     A finales de la década de 1970, el académico japonés Norikai Kano de la Universidad de Tokio, amplió el concepto de calidad donde solo existía “bueno” o “malo”. Kano propone que se clasifiquen las preferencias de los consumidores en vrias categorías según los siguientes aspectos:

  • Factores atractivos o de entusiasmo, son los atributos del producto que proporcionan satisfacción al cliente cuando están presentes, pero al mismo tiempo, no causan insatisfacción cuando no están presentes.
  • Factores lineales o normales, Son las características que provocan en el cliente, satisfacción cuando están presentes e insatisfacción cuando no lo están.
  • Factores imprescindibles, básicos o que “deben estar”, son los atributos que se dan por sentado que están presentes, y si no lo están crean insatisfacción en el consumidor.
  • Factores indiferentes, se refiere a los atributos que no son percibidos como ni buenos ni malos, y, por lo tanto, no van a crear ningún tipo de emoción al cliente.
  • Factores de rechazo, son los que cuando están presentes, el cliente los percibe como negativos

Ingeniería KANSEI

     El Dr. Mitsuo Nagamachi es el creador de esta metodología, la cual, se basa en cinco puntos principales:

  1. Elección del dominio, en el cual, debemos elegir el producto que se pretende estudiar, el mercado al que va dirigido el producto, etc…
  2. Espacio semántico, nos dice que debemos buscar las emociones o kanseis asociadas al producto, como ejemplo de kanseis: juvenil, atractivo, moderno, bonito, original, familiar, etc…, en este punto es donde se relaciona con el método de Charles Osgood, el diferencial semántico (DS), tratando los datos por diversos análisis estadísticos.
  3. Espacio de propiedades, Se incluyen todas las propiedades del producto con las que se quiere producir emociones en el usuario, siendo las más relevantes con la estética del producto, un ejemplo sencillo es la división de la propiedad “tamaño” y en sub-propiedades como “grande”, “mediano” o “pequeño”.
  4. Síntesis, Se establece y cuantifica la relación existente entre cada una de las propiedades y niveles que poseen los productos analizados y los kanseis elegidos y valorados, consiguiendo una conexión entre los atributos del producto y los requerimientos subjetivos de los usuarios.
  5. Construcción del modelo, identificando las propiedades y niveles, ya se puede diseñar el producto que se desea, solo es necesario elegir el nicho de mercado, o bien, elaborarlo ya teniendo definido al usuario.

    Como ejemplo de aplicación de esta ingeniería Kansei, y combinándolo con la ergonomía, resultó este interesantísimo producto que tiene las tres cualidades que debe de tener un diseño ergonómico; estético, funcional y ajustable.

Categorías
Uncategorized

Ergonomía en vehículos

     Es muy común que para trasladarnos utilicemos un vehículo automotor, o al comprar uno, generalmente nos subimos en él y lo conducimos, pero lo que no tomamos en cuenta es la manera en que nos posicionamos en ese vehículo. Me refiero a la postura que adquirimos al sentarnos y conducir. Sin embargo, al acabar el día o al terminar la semana (dependiendo del tiempo en el que permanezcamos en él) sentamos dolor en la espalda, el cuello, brazos, etc. y no sabemos el porqué.

     El conducir bajo una mala postura nos crea Trastornos Musculo-Esqueléticos (TME), y al conducir, me refiero no solo a las posturas, también a los alcances y holguras que aplicamos dentro del automóvil, alcances en cuanto a si volteamos a buscar algo en el asiento trasero, o al agacharnos a buscar algo al piso, en fin, son algunos de los motivos donde nos podemos dañar.

     Yo recomiendo seguir los siguientes pasos para conducir de una manera segura y evitar estos TME:

  • Asegure tomar el volante en una posición (observando las manecillas del reloj) donde la mano izquierda esté a las 9 y la derecha a las 3.
  • Ajuste el reposacabezas a la superior de su cabeza, esto, con el fin de evitar un “efecto latigazo” en un momento dado de un choque o impacto.
  • El cinturón de seguridad debe estar posicionado a la altura de las caderas (que es donde está localizada la parte ósea más fuerte).
  • Ajustar la altura del volante a manera de que sus brazos queden un poco flexionados.
  • El respaldo debe quedar ligeramente reclinado.
  • Las orillas del asiento no deben ser muy altas, ya que tanto al subirnos como al bajarnos, la pierna sufre una compresión, que, al momento de realizarlo constantemente, puede perjudicarnos la circulación y crear tendinitis.
  • El cuerpo debe quedar bien posicionado en el asiento, para que al momento de frenar no se levante, ya que podríamos adquirir una contractura en la parte baja de la espalda.
  • Al momento de pasar un bordo, procurar pasarlo con ambas ruedas a la vez, ya que esto puede ocasionar un esguince cervical.
  • El volante, el respaldo y el asiento deben ser ajustables.

     Estamos a sus órdenes. Ofrecemos cursos y asesoría para sus flotillas.

Ing. Fuad Georges Farah Piñón

contacto@ergoinova.com.mx